EL PORQUÉ  DEL NACIMIENTO DE ESTA ASOCIACIÓN

 

Mediante este escrito quiero dejar constancia del grave problema social en el que nos hallamos inmersos como es el del “excesivo ejercicio de la violencia de género” y que de ello creo que la mayoría ya tiene conocimiento de ello

Entiendo como tal, toda la violencia ejercida hacia cualquier ser vivo y no solo al realizado sobre el ser humano como pueda ser el que muchos animales sufren. Pero mi intención actual se basa solamente en la violencia de género sin distinción de sexos y edades: mujer, hombre, niños, mayores.

Algunos quieren englobarla como violencia doméstica, término con que los medios de comunicación la han descrito y bautizado, pero creo que están totalmente errados, ya que la violencia de género se halla desarrollada en todos los ámbitos: familiares, laborables, etc.

Desde hace tiempo me preocupa enormemente tal situación de la que fui así mismo víctima durante muchos años, por lo que decidí escribir un libro sobre el tema y que pudo ver la luz pública en marzo de 2007 gracias a la Editorial Styria que tuvo el bien publicarlo bajo el título de “Lágrimas que Ahogan”. Libro, que CEDO LOS DERECHOS DE REPRODUCCIÓN A LA ASOCIACIÓN.

A raíz de ello empecé a preocuparme en cómo hacer que mi voz llegara al máximo de oídos para intentar que este mal pudiera erradicarse de nuestra sociedad, pero por lo visto a nadie le interesa el tema.

En el verano de 2009 verano tuve la idea de montar una exposición de arte en beneficio de las víctimas de la violencia de género sin discriminación de sexos. La organicé con muy poco tiempo, ya que como artista que soy, cuando tengo una idea he de ponerla de inmediato en práctica.

La respuesta de los artistas fue muy buena, pero la de los políticos y más personas fue desastrosa…ello me dio mucho que pensar…

Los políticos sólo se preocupan de que sus nombres  e imagen salgan a pie de noticia sobre cualquier hecho traumático o muerte que sale a la luz pública. Cualquier idea que se les proponga muere en el tiempo o se aletarga tanto que deja de ser inoperante por cambio del político contactado. En el mes de septiembre un partido de gran fuerza política en Cataluña me prometió que recibiría ayuda para poder promulgar la idea, pero por el momento la ayuda huelga por su ausencia.  Presupongo que su interés se halla fijado en algo de mayor importancia…

Los medios de comunicación sólo se preocupan de dar información sobre la violencia ejercida en las mujeres y en absoluto dedican su tiempo en la ejercida sobre hombres, niños, personas de la tercera edad…para no ir más lejos, el día de la Violencia de Género (25 de Noviembre del pasado año) se me contactó para una entrevista televisiva en calidad de víctima e hija de víctima. En la previa entrevista al decirles que yo había sido hija de víctima de chantaje emocional por parte de mi madre hacia mi padre, la respuesta que obtuve fue que la cadena de TV solo le estaba permitido tratar el tema de la violencia ejercida en la mujer, en absoluto en la del hombre. Aquí nos hallamos en un acto de discriminación clara.

Los juristas intentan hacer leyes que frene o erradique dicha violencia pero no se percatan que con ello aún confunden más a la sociedad a la que la llevan a despreocuparse de la realidad subyacente, ya que solo está en su mano el poder erradicarla y no en la de los estamentos públicos. De nada servirán promulgar nuevas leyes, ya que estas no son preventivas, son penalizadoras. Hay que ir antes de la comisión del acto delictivo, ya que para que éste sea penado deberá antes ser juzgado y finalmente concluido por una acción resolutoria por parte de un Juez. El daño ya está hecho, de nada sirve castigar después de, hay que ir antes de.

El porqué responsabilizo solo al ciudadano de que la violencia cada vez se halle arraigada con mayor fuerza en nuestra sociedad y la respuesta se halla solo en su interior, el nuestro.

He podido observar que a nadie le gusta ni le atrae hablar sobre esta grave “pandemia” que es la violencia ejercida por el ser humano hacia otro. Persona a la que le intento sacar el tema lo rehuye rápidamente y cuando pregunto el porqué de dicha razón, la respuesta de los más atrevidos es de que se trata de un tema demasiado escabroso y morboso. Nadie quiere reconocer que es algo demasiado cotidiano y que él a su vez se halla salpicado en mayor o menor medida.

¿Quién no tiene algún familiar cercano o lejano, amigo o familiar de amigos o colaboradores en el trabajo, etc. que no se vea afectado por dicho mal si no es que el mismo lo está?

Estamos en una sociedad en la que los valores éticos y morales se han ido degradando en tal medida que el ser humano ha dejado de amar para dejar paso a solo el deseo de satisfacer su ego. Sólo le preocupa la posesión y para él, el amor solo es una pura mojigatería de seres débiles…

Por esto mismo cada vez hallamos más individuos dominadores y dominados en nuestra supuesta “sociedad del bienestar” y, cada vez en menor grado, seres equilibrados emocionalmente.

Cuando me atrevo a decir que la solución se halla en nuestro interior  es en base a un principio filosófico que muchos han analizado a lo largo de décadas y que ahora vuelve de nuevo a despertar entre los seres humanos, demasiado pocos para mi opinión.

Se trata de dejar salir nuestro amor hacia el resto de la humanidad y para ello habrá que volver a reeducar a nuestros jóvenes y no tan jóvenes en unos valores que antaño se poseían y que ahora se han visto totalmente malogrados y olvidados. La semilla está en nuestro interior, solo hay que ayudarla a que aflore al exterior…

Ya sé que es una labor difícil pero hay que confiar en la capacidad intuitiva del ser humano que sabe que se está llegando a un límite insostenible. Ya hay ciertas personas, sobre todo en el medio educacional, que abogan en un retorno de los valores y educación anteriores.

Creo que si los estamentos públicos, educativos, políticos y medios de comunicación se lo proponen podrán llegar mucho más rápidamente a concienciar al ciudadano y la opinión pública de que mediante la urbanidad, ética y moral se puede llegar mucho más fácilmente a la práctica del amor entre las personas y ello hará que nuestra sociedad deje de ser violenta y se convierta en una llena de armonía.

La falta de cortesía entre las personas, tal como dijo Kant “el deber de respetar a mi prójimo está incluido en la máxima de no rebajar a otro hombre al rango de puro medio a mis fines”, es el antídoto del egoísmo y a su vez actúa como contrapeso del amor incitando a los seres humanos a aproximarse entre sí. Si al respeto le añadimos generosidad y amor hallaremos la fórmula mágica para lo que estamos buscando.

Pienso que no hay que dejar o esperar que se arregle sólo, creo que es el momento, ahora y no mañana, de tomar cartas en el asunto de una vez por todas y confiar que el ser humano reaccione lo más rápidamente posible.

Tengo plena confianza en él y se a conciencia cierta que el amor poco a poco se elevará al cubo.

A lo largo de estos meses de incipiente lucha me he percatado que siendo una entidad privada lo tengo muy difícil para que cualquier estamento público u organización privada tome en consideración mis alegatos, por lo que actualmente estoy finalizando los estatutos de una Asociación sin Ánimo de Lucro que seguramente, si el Registro lo admite, llevara por nombre “Si a la Armonía y adiós  a la Violencia

Gisèle Corboud

mayo de 2010